Sitio dedicado a desarrollar contenido sobre la Terapia de Constelaciones Familiares.

En el Día Mundial de la Paz.

Hoy celebramos como cada año el Día Internacional de la Paz,  si buscamos en los diarios y noticieros de televisión, las noticias que son protagonistas, distan mucho de eso que llamamos Paz.

Países enfrentados, pueblos y sociedades divididas en bandos por lo que creen es su verdad.

¿Cuál verdad? ¿La verdad de quién? ¿Quién reclama? ¿Qué es lo que no podemos ver? ¿A quién no podemos ver? ¿Qué es lo que no queremos aceptar?

Lleva tu mano hacia tu corazón y respira…, siente por un momento los latidos de tu corazón, ¿Cómo late tu corazón?… ¿Si pudieras escuchar la voz de tu corazón, qué te diría?

Te sorprenderías y descubrirías que eres tú, …que eres todos tus ancestros, ….pero también eres el otro…

En las Constelaciones Familiares, todo el trabajo se orienta hacia encontrar y traer la Paz al sistema, ese sistema que empieza por el origen de éste,  tus ancestros, tú, el excluido (alguien que no fue reconocido o que no se le dio su lugar dentro del sistema) por ejemplo: un familiar, al que se le consideró “distinto”,  algún benefactor, pero también al verdugo.

“La curación de los países sólo puede tener lugar cuando víctimas y verdugos se reúnen como resultado de un movimiento de su propia Alma, que tiene como único fin de llorar todos a una” (1)

La mejor honra que podemos hacer de este día, es empezar por hacer nuestro trabajo de mirarnos adentro, para que empiece el movimiento que nos conducirá a la tan ansiada Paz.

Comparto con Uds., este hermoso poema Sufí:

Sé como el Sol para la Gracia y la Piedad.

Sé como la noche para cubrir defectos ajenos.

Sé como una corriente de agua para la generosidad.

Sé como la muerte para el odio y la ira.

Sé como la Tierra para la modestia.

Aparece tal como eres.

Sé tal como pareces.

Si pudieses liberarte, por una vez, de ti mismo,

el secreto de los secretos se abriría a ti.

El rostro de lo desconocido, oculto más allá del universo,

aparecería en el espejo de tu percepción.

En realidad, tu alma y la mía son lo mismo.

Aparecemos y desaparecemos el uno con el otro.

Este es el verdadero significado de nuestras relaciones.

Entre nosotros, ya no hay ni tú ni yo.

¡Oh, sufí, que estás de paso!.

Busca dentro, si puedes, y no fuera.

(1)                 Constelaciones Familiares para personas, familias y naciones. John Paine. Pág. 158.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Xochipilli * Red de Arte Planetaria

La Magia de la Tierra : La Hechiceria Planetaria : Profecia Arco Iris

%d bloggers like this: