Sitio dedicado a desarrollar contenido sobre la Terapia de Constelaciones Familiares.

Es Navidad, sin duda una época para festejar en familia, con los amigos, para compartir y entrar en contacto con la energía maravillosa de un nuevo tiempo por venir.

Vale la ocasión, para mirar con otros ojos, los del corazón, la famosa novela de Charles Dickens, escrita en 1.843; Una Canción de Navidad, mejor conocida como “Un Cuento de Navidad” .

La historia comienza mostrando la avaricia, mezquindad y egoísmo del Señor Scrooge; quien es el personaje principal de esta novela. Un hombre solitario en los últimos años de su vida, que solo piensa en acumular y acumular riqueza, esto incluso sabiendo de la miseria extrema de las personas que se encuentran a su alrededor, entre ellos su empleado, a quien tan sólo le paga 15 chelines, un salario insuficiente para llevar una vida cómoda.

Es importante recordar que Charles Dickens, escribió la novela basándose en la realidad miserable de la Inglaterra, en pleno apogeo de la revolución industrial, donde era común la crueldad y explotación de los niños y las mujeres.

“Un Cuento de Navidad” relata la noche antes de la navidad del Señor Scrooge, cuando éste recibe la visita de quien fuera su socio Jacob Marley, quien había muerto hace siete años. Es aquí donde se inicia el camino que transformará definitivamente al protagonista de la historia.

Su socio, le hace ver el sufrimiento que padece, pues se encuentra “en pena”, es decir su alma aún no tiene descanso; la razón de ello reside en la avaricia en la que vivió, como consecuencia de sus actos de crueldad debe estar arrastrando cadenas pesadas por toda la eternidad, esta aparición tiene como objetivo mostrarle a Scrooge que él también correrá con la misma suerte, y que muy pronto sería visitado por tres espíritus.

La primera aparición corresponde al Espíritu del Pasado, éste, ante la mirada atónita de Scrooge, lo lleva hasta su niñez, allí el viejo Scrooge, mira el pueblo donde nació, por sus ojos,…, después de muchos años, brotan unas pequeñas lágrimas, pero él muy pronto trata de negar. El Espíritu conocedor del alma le pregunta: “¿No has olvidado el camino?”, al final Scrooge reconoce y dice: “jamás lo he olvidado, hasta sin ver podría llegar”.

Pronto aparece otra imagen conocida y es el internado, donde el niño Scrooge había vivido buena parte de su vida, la imagen le resulta dolorosa, ya que recuerda que fue rechazado por sus amigos y que solía pasar la navidad completamente solo y triste, con la dulzura de su niñez, cantaba una canción de navidad mientras veía la nieve caer, pero su corazón ya estaba roto.

Así pasó el tiempo, hasta que empezó a trabajar, en un principio disfrutaba de lo que hacía, para ese tiempo conoció a una linda muchacha, de la que se enamoró; comprometiéndose con ella a casarse. Sin embargo esto nunca sucedió porque muy pronto el joven Scrooge comenzó a ganar dinero como prestamista, olvidando su promesa de amor, ante eso, ella decide abandonarlo entonces le dice: “Yo te libero” y se marcha definitivamente.

La segunda aparición es del Espíritu del Presente, éste lleva al Señor Scrooge a mirar en perspectiva todo lo que está ocurriendo en la ciudad, allí Scrooge puede ver como las familias desde las más pobres hasta las más pudientes se preparan para estar juntos en la víspera de la navidad. Por un instante se detiene a mirar dentro de una casa que le ha llamado la atención y no es otra que el hogar de su empleado Bob Cratchit.

Scrooge, mira con asombro, porque a pesar del maltrato que recibe Bob Cratchit, de la pobreza y la enfermedad de su hilo Tim,  éste al llegar a su casa y ver a su familia olvida todos sus sufrimientos y festeja con ellos la llegada de la navidad.

El espíritu conocedor del alma, cambia el escenario y lleva al Señor Scrooge hasta la casa del sobrino Fred, allí éste se encuentra reunido festejando con sus amigos, todos se burlan del Tío Scrooge, “por viejo avaricioso que no es capaz de disfrutar y de regalarse un momento en familia”.

El reloj comienza a dar sus campanadas, el espíritu del presente, sabe que debe marcharse; no sin antes mostrarle al viejo avaro, dos niños con aspectos realmente aterradores, el espíritu del presente le dice que estos niños son engendrados por el hombre: ellos son la Ignorancia y la Necesidad.

El tercer y último encuentro se produce con el Espíritu del Futuro, de aspecto oscuro, sombrío,…, le muestra su destino por avaro, su casa saqueada por los pobres, la muerte de Tim (el hijo de su empleado) y finalmente su lápida en el cementerio. Scrooge desesperado implora una oportunidad y manifiesta sin cesar su deseo de cambiar su destino.

De pronto el viejo despierta y cumpliendo su promesa se transforma en un hombre generoso, cariñoso y alegre.

La transformación completa del personaje se da cuando éste organiza y compra el pavo más grande para que su empleado celebre la navidad junto a su familia. Scrooge como hombre nuevo sale a la calle a compartir con las personas y a festejar la navidad. Al día siguiente cuando su empleado (Bob Cratchit) llega a la oficina, Scrooge decide aumentarle el sueldo, ayuda a la familia Cratchit para el tratamiento de la enfermedad de su hijo Tim, contribuyendo a que el niño recupere su salud.

Al final del cuento, el pequeño Tim expresa con alegría: Y que Dios nos bendiga a todos

———————————-

Sin duda el protagonista de la novela, el Señor Scrooge, es un personaje complejo, si buscamos pistas para conocer el porqué el Señor Scrooge se transformó en un hombre avaro…, seco, podemos encontrarlas al inicio del cuento, cuando se produce el encuentro con el Espíritu del Pasado, en la orfandad y exclusión del niño (Ebenezer Scrooge), confinado por su padre a un internado; en uno de los pasajes del cuento, se menciona una conversación entre el pequeño Ebenezer y la hermana menor de éste, Fanny, quien le expresa que su padre ya no es tan castigador y severo. Esto revela que tanto Ebenezer como su hermana fueron víctimas de algún tipo de violencia por parte de su padre.

En el cuento no se hace mención al destino de la madre de Ebenezer Scrooge, de allí que se puede presumir que ésta tenía una posición muy débil dentro del núcleo familiar o había fallecido.

Fanny, la hermana de Scrooge, muere al dar a luz a su hijo Fred, este hecho nos da más indicios de que la madre no estaba presente, al menos físicamente. Pudiera presumirse que Fanny por lealtad a su sistema,  prefiere no continuar, acompañando de esta forma el destino de su madre.

En las Constelaciones Familiares, la madre, representa la alegría, el disfrute de la vida, el hogar y el dinero; en el cuento es evidente que el personaje de Scrooge no cuenta con ninguno de estos elementos. La necesidad de Scrooge de acumular y retener el dinero, constituye una representación simbólica del amor que no pudo tener de su madre.

Destaca también que a muy temprana edad, fue rechazado por sus amigos, creándose dentro de él, la imagen de excluído que a lo largo de toda su vida reforzó a medida que se empeñaba en acumular más dinero y no compartirlo con su entorno.

A simple vista se evidencia el sentido de pertenencia de Scrooge y Fanny; por cuanto prefieren vincularse a su sistema familiar desde la pérdida,…, el abandono,…, la exclusión. El Espíritu del Pasado, señala el origen del conflicto.

Asimismo, el hecho de la necesidad por parte de éste de acumular y retener el dinero, pone de relieve un claro desequilibro de la segunda ley del amor, que es el Dar y Recibir;  Scrooge por mucho tiempo fue incapaz de dar amor, de dar dinero, de compartir, opta entonces por la soledad, la autoexclusión, sumando así más amargura a su existencia.

La relación entre éste y su empleado (Bob Cratchit), es la imagen de perpetrador y víctima, la cual no es muy lejana a Scrooge, puesto que su padre lo fue.

El Espíritu del Presente, muestra el envilecimiento del hombre, creando dos tragedias para la sociedad como lo sonla Ignoranciayla Necesidad; ambos son expresiones de perpetrador y de víctima.

El caso del empleado merece una mención aparte y es por el hecho de que aún cuando éste fuera “la víctima” del Señor Scrooge, poseía algo con lo que éste no contaba y es la fuerza del amor por su familia y es a través del amor que el Señor Scrooge es “salvado”.

Sólo cuando Scrooge, mira con el corazón y toma la firme decisión de cambiar y sanar, el Espíritu del Futuro, le otorga una oportunidad, para que lo haga diferente.

Como bien lo dice Tim Cratchit, honrando de esta forma al Espíritu de la Navidad, Y que Dios nos bendiga a todos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Xochipilli * Red de Arte Planetaria

La Magia de la Tierra : La Hechiceria Planetaria : Profecia Arco Iris

%d bloggers like this: